Skip to content
12 julio, 2013 / Sra. Gafapasta

Cápsulas para emprendedores. Proveedores.

Esta sección va orientada a los emprendedores. Podréis encontrarla cada viernes y recuperar las anteriores entradas en el menú de la derecha.

Hoy te lanzo algo para que lo estudies durante el verano: Tus proveedores de servicios hablan de ti.

¿quién paga el pato? ©Serena Vacas, 2013

¿quién paga el pato? ©Serena Vacas, 2013

Cuando comenzamos una actividad, removemos cielo y tierra por encontrar el mejor precio del mundo mundial. Calculadora en mano comenzamos a sumar y dividir, hasta que ¡al fin! tenemos el proveedor de servicios que queremos, pero ¡ay! no todo puede ser tan rápido. 

Cuando contratamos un proveedor de servicios, estos servicios llegan a nuestro cliente. Voy a poner un ejemplo personal.

Tengo un proveedor con el que pacté unas entregas en mi estudio a las 12:30 h. La primera semana fue a las 12:30 h, la segunda semana llegó a las 12 h, la tercera semanas estaban allí a las 11:30 h. Y a las 11:30 se quedaron unas 4 semanas. Finalmente, un día no pude recoger el pedido a las 11:30 h, llegan las 12:30 h y por allí no aparece nadie. Horas más tarde llamo al comercial, le hago la queja, me asegura que el transporte pasará por la tarde, partiéndome el horario por la mitad. No recibí la entrega hasta 24 horas más tarde, y lo que hizo el transportista fue enfrentarse a mi queja.

Me voy a centrar en el tema como cliente. ¿Qué ha hecho mal mi proveedor? No ha marcado pautas. Primero porque solo cumplió la hora pactada la primera semana. Segundo el transporte no hizo lo que tenía que hacer, es decir, al no estar a las 11:30 h, pasar a la hora acordada. Tercero, el comercial me mintió o bien desconoce el servicio. Cuarto, el transportista se me enfrentó. ¿Y quién va a pagar el pato? Mi proveedor, al que le he retirado la compra.

Así que, poneos en el lugar del cliente, porque si bien el precio importa, si vuestro proveedor falla, los que quedáis mal sois vosotros.

Voy a poner un segundo ejemplo. En un networking hablaba con la propietaria de unos habitaciones en alquiler para estancias de 1 a 3 semanas, a modo de pensión, en los que podías comer en el piso pagando una pequeña cantidad extra. Se quejaba de que no le estaba funcionando el tema de las comidas, la gente se iba a comer fuera. No sabía el porqué. Como me picó la curiosidad, di una vuelta por redes y encontré la respuesta, de lo más estúpida. Resulta que entre los servicios de estas habitaciones hay WiFi gratuita, pero es de una calidad mínima. Así que cuando se conectan dos el resultado es que no se va a ningún lado, las cargas son eternas y la gente prefiere buscar un local con WiFi que quedarse en el sitio a comer. ¿Quién ha pagado el pato? La naïf propietaria.

¿Vas a pagar tú el pato?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: