Skip to content
27 mayo, 2010 / Sra. Gafapasta

El final de LOST. Season finale.

El siguiente post es única y exclusivamente en opinión de la autora.

Lost, ese magna-fenómeno mundial, que ha generado montañas de información a todos los niveles, aunque también es cierto que el nivel de contenido de los telediarios se acerca a los de la prensa amarilla, así puede salir cualquier cosa.
Hace unos meses nos apuntamos al carro y en cuestión de semanas nos comimos las 4 primeras temporadas, poniéndonos al día y alcanzando el ritmo de la 5ª temporada. En ese punto la autora de este post concluyó que no era la serie de su vida y que no sabía a cuento de qué tal fanatismo por las calles, mientras que el resto de los ciudadanos desarrollaban tics nerviosos a la espera de la 6ª y última temporada.
A la firmante le preguntaban como era posible que no le dieran espasmos con lo que estaba pensando, la respuesta simple es que no le daban porque no pasaba nada: malos muy poco malos, manipuladores de pacotilla, mucha autocensura, esas escenas de “cama” anti-incendiarias, buenos regulares, etc..
Ciertamente, la autora de este post se divirtió hablando de algunos detalles de la serie, aquello que se dice en el 5×9, lo que aparece en el 4×12, la imagen del 2×3 (números al azar), incluso se aventuró con algunas conclusiones que se cumpolieron a medida que avanzaban los capítulos, pero no entró en el juego de “que pasará en al final”.
Y lo que pasó al final fue que de todos los hilos y cabos sueltos se cierran pocos y a la libre interpretación, quien a estas alturas no lo sepa es porque ha vivido en una cueva desde el lunes.
La sorpresa en la Ciudad fue la ira, la decepción y el consecuente enfado de las hordas de fans. Quizás porque nosotros somo unos frikis de pro, acostumbrados a ver series de animación japonesa con finales inconclusos, mangas en los que el último capítulo los protagonistas se quedan igual que están en el primer tomo, videojuegos en los que la finalidad del juego es otra acción que no acontece, dejándote a puertas de algo que no vas a ver. Quizás por todo ello no lanzamos los cereales (no, no eran Losties) contra la pantalla, ni arrojamos el café contra las paredes ni salimos a gritarle al mundo que nos devolvieran las horas pegados delante de la pantalla.
El final fue más final que un final a la japonesa, porque ciertos cabos se ataron, de aquella manera, pero se ataron. No saltamos de alegría con el final, pero somo de la opinión que los misterior que quedaron pendientes la hacen más interesante. Está demostrado que no se saben hacer finales, y para muestra un botón.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. Barbara / May 27 2010 23:35

    La verdad es que yo vi muy poco de la serie y entre una estructura narrativa que no me gusta nada y que no le encontraba nada de interés, no le hice ni caso. En la sexta me han bombardeado con ella e incluso fui a ver algunos con amigos aficcionados de la serie… Y que me odien, pero lo poco que vi me pareció predecible y además acerté. Tiene narices que con sólo tres episodios de la sexta pudiera destripar todo el pastel.

    En fin, que me he reído mucho estos días con los posts sulfurados de la gente. Y es que, como bien dices, los que estamos acostumbrados a las obras japonesas, estamos acostumbrados a que nos dejen misterios sin resolver.

    Y eso por no hablar de las cosas raras filosóficamente retorcidas que me caen en las manos…

    Me gusta

Trackbacks

  1. El final sin final de Lost « Be Moderno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: